sábado, 10 de febrero de 2018

2018 AÑO DE CELEBRACIÓN Y A POR OTROS 25 AÑOS CORRIENDO






Tenía muchas ganas de escribir y de compartir cosas. La medalla de la V Carrera Nocturna del Guadalquivir, la del Verano de 1993 (como la película catalana de Carla Simón, mejor dirección novel de los Goyas de este año) me recuerda que en el presente año 2018 harán 25 años, un cuarto de siglo, que estoy corriendo ininterrumpidamente carreras populares en sentido amplio. No es el momento de hacer valoración alguna, ni palmarés (muy modesto), ni nada por el estilo,  pero sí me alegra mucho. Sobre todo cuando finalizamos el año pasado con nuestra San Silvestre Utrerana, en familia, sanos, alegres, con buenos amigos, planificando nuevos retos y visitas por realizar, y la verdad, es que no se puede pedir más. Aquí un par de fotos del 31 de diciembre de 2017, con nuestra querida y peluda  Luna, pues hice la carrera en versión canicross, disfrutando muchísimo, los dos. 





Y en febrero, pues en febrero el Gran Fondo del Guadiamar, y allí que nos fuimos a Sanlúcar la Mayor con las camisetas celestes de nuestro Club Utrerano de Atletismo y con publicidad de Caja Rural de Utrera (se nota mi especial vinculación con esta Cooperativa de Crédito). Espectacular el día que nos hizo, perfecta organización, y durísimas las cuestas de los dos últimos kilómetros. Yo realicé la versión larga de 30 kms. y Rosalía la de 15 kms, quedando segunda de su categoría, y volviendo a subir al podium. Además, fue una gran sorpresa encontrarme con mi socio y amigo Esteban de Manuel, con el que hice la mayor parte hasta que él, que está más fuerte que el vinagre, se fue al final del último cuarto. Un lujo y un placer la conversación y el disfrute de un precioso paisaje aljarafeño que no conocía.  





Agradecerle a nuestra querida amiga Teresa López Macías que nos informara y nos animara para hacer esta bonita prueba de carrera rural, que no traill, donde además asistió un nutrido número del Club  Deporteando de Utrera, y que luego le cantó cumpleaños feliz a una jovencísima presidenta y patrocinadora de dicho club amigo, que no es otra que la simpática Macarena.  Con el gancho de su compañero Javi, una jovial Mari Ángeles, le tenía preparada una enorme tarta y que fue toda una sorpresa, para la homenajeada por supuesto. En fin, que todo no va a ser correr.

Llegando a meta con mi amiga Tere
Recuperando con la mejor bebida isotónica

Foto para el recuerdo con mi amigo Esteban

Un nuevo podium para mi Campeona

Azulejo al que tengo que buscar pared en casa

Y en marzo (estas son palabras mayores), pues en marzo la 40ª Zurich Maratón de Barcelona. Pero esa es otra historia...

Hasta pronto, nos vemos, nos seguimos o nos perseguimos. Y muchas gracias por vuestra visita, que hará que este año superemos a la cifra redonda de 100.000, lo que me parece que no está nada mal, digo yo, Diego.


sábado, 9 de diciembre de 2017

JUEGO A TRES BANDAS


El billar es un deporte muy interesante, que no conozco mucho, la verdad sea dicha. Aprovecho la expresión del título del post para compartir tres historias de verdaderos Campeones, historias de superación personal. Y digo a tres bandas, porque estoy jugando también con mi otro blog, y con la revista Vía Marciala, con la que colaboro desde hace muchos años. Espero que os guste. Alguien puede que vea la jugada a tres bandas, y si no, pues no pasa nada. Cosas mías...





MANUEL (2009).  En su primera comparecencia en una Media Maratón paró el crono en 1 hora y 26 minutos, corriendo a 4 minutos el kilómetro. Tenía menos de la treintena de edad por aquel entonces, y llevaba corriendo poco más de un año. En la Carrera Popular de las Nutrias Pantaneras de Ubrique, ese año de 2009, le acompañó su familia. Su padre, cuando lo vio entrar en meta rompió a llorar, de alegría. Resulta que nuestro amigo  sufrió dos años antes un gravísimo accidente de tráfico, laboral además, pues conducía un camión cargado de hormigón. En la carretera de Puerto Serrano un coche invadió la calzada en su sentido, y para evitar el impacto frontal giró a la derecha bruscamente, saliéndose de la carretera, salvando la vida de los ocupantes del turismo, pero volcando él, y al parecer dando más de una vuelta de campana. Finalmente el camión quedó volcado boca abajo, con todo el peso del propio camión y del hormigón de su carga sobre el costado derecho de su conductor, teniendo que ser asistido por los bomberos hasta que lo sacaron de allí después de varias horas. Su brazo derecho, entero desde el hombro, quedó maltrecho, como su pierna derecha: fracturas, heridas, clavos, pérdida de masa muscular, mucho dolor, rehabilitación, y vuelta a empezar. Ahora comprenderán el llanto de su padre cuando lo vio entrar en meta, y el orgullo y valoración de todos sus compañeros y amigos de correrías.  

PEDRO M. (2014/2015). La 30ª Maratón Ciudad de Sevilla es de las más recordadas, porque en esta histórica edición participamos más de treinta atletas de Utrera, incluyendo a tres féminas maratonianas. Pero si hay alguien a quien seguro que no se le olvidará ese día en la vida será a nuestro segundo protagonista, que no llegó a entrar en meta porque se tuvo que retirar a las puertas del estadio, en el kilómetro 41. La verdad es que  él no se retiró,  sino que fue retirado, y casi que no se acuerda de nada de esos momentos. El caso es que su organismo tuvo una reacción, y a falta de un kilómetro para completar los 42 kilómetros y 195 metros de la maratón se desmayó, perdiendo el conocimiento, aunque volvió pronto en sí, con ambulancia de por medio. Diez días ingresado en el hospital, pruebas de todo tipo, al parecer fue todo una cuestión de azúcar, sales, de reservas en definitiva, y fue dado de alta sin más consecuencias, afortunadamente. Pues nada más salir no se le ocurre otra cosa que volver a pensar en preparar la Maratón. Y un año más tarde, ahí estaba él, entrando en el estadio de la Cartuja, completando su primera maratón, aunque en realidad era la segunda que hacía en su vida. Seguro desoyó muchas críticas, o quizás las oyó, pero conociéndolo, no me extraña que ya en el hospital estuviera planificando su carrera ideal, que por otra parte, consiguió completar, y las que le quedan.  

OSCAR (2017). Cuatro años. Sí han leído bien. En la Carrera Nocturna No Competitiva de la Luna de Agosto de este año en Utrera, participaba nuestro hijo, no muy habitual en una distancia cercana a unos 14 kilómetros, así que su madre y un servidor íbamos haciendo la goma (avanzábamos y retrocedíamos), para acompañarle, asegurarnos de que tomara agua, de que estuviera bien (cosas de padres), aunque nuestro hijo tiene ya veinte años… A mitad de carrera, cerca del Cortijo de Pinganillo, alcanzamos a un corredor que se hace acompañar por un joven ciclista, que no es otro que su propio hijo. Cuando lo vemos, pues su padre iba con linterna y él llevaba una pequeña luz en su bici, nos damos cuenta de que es muy pequeño, les saludamos, el niño no dice nada,  porque además de su timidez creo que estaba más preocupado de no perder la referencia de la luz de su padre, atentísimo de él en todo momento, que nos dice que su hijo se llama Óscar, que le encanta la bici y que le acompaña en sus salidas, aunque hoy tiene un poco de miedo porque es de noche. Entonces le animamos, como Campeón que es. Pero es que además adquirió la condición de Héroe  cuando nos enteramos de que nuestro pequeño deportista tiene una prótesis en una de sus piernas. Nada más terminar les felicité personalmente con mi mayor respeto y admiración, y dándole la mano al pequeño, pensaba para mis adentros que este niño llegará donde él se proponga.

Para que alguien me diga ahora que correr es de cobardes. “El alce corre ante el león. Eso no es cobardía: es apego a la vida”. 

domingo, 26 de noviembre de 2017

CARRERA FAMILIAR EN LAS CABEZAS DE SAN JUAN















Familiar en primer lugar porque por primera vez participamos toda la familia en una carrera popular, Rosalía, los chavales y yo mismo, y también porque correr en Las Cabezas es correr casi en familia, con nuestros amigos Cristóbal, Servando, Reguera, Antonio Roldán, Poli, Cala y un largo listado de magníficos atletas y grandes personas del Club Gilete. Con algunos de ellos comenzamos a practicar este deporte hace más de 25 años, que se dice pronto. Aún recuerdo cómo Cristóbal y Servando pasaban por Trajano y nos recogían a mi cuñado Paco y a mí, luego también a Rosalía, para ir a las carreras populares de Sevilla, cuando aún no había que pagar por correr, cuando el running no existía como moda ni como negocio. Desde entonces no hemos dejado de vernos, al menos alguna vez al año. Y esperamos que así siga siendo.




Edición histórica de la Carrera Rafael del Riego, que cumplía treinta ediciones. Día perfecto, de temperatura, de ambiente, magnífica organización, y de grandes recuerdos. El mejor, y de mayor satisfacción, comprobar que nuestros hijos Javi y Diego Pablo quisieron participar con nosotros, que llegaron bien, y no sufrieron mucho con las cuestas cabecenses. Pero es que además, tenemos todo un album de fotografías, propias, de la organización, del amigo Er Manué, los dorsales, diplomas, y trofeos, porque tanto Rosalía como Diego Pablo subieron al podium. Grata sorpresa la de nuestro benjamín, que en su primera carrera quedó tercero en su categoría juvenil. Ahora sé a quién se parece, competitivamente hablando, y no es a mí. Decir que Rosalía llegó pisándome los talones, y me consta que quiso alcanzarme incluso. Tengo que entrenar más.


En fin, que lo pasamos muy bien, coincidimos con paisanos de Utrera y de nuestro Club Utrerano de Atletismo, que la cervecita recuperadora nos sentó genial, y que seguiremos intentando disfrutar de momentos y compañías como las de este día, que guardaremos en nuestra memoria y de las que dejamos constancia documental. Ahí queda.











Y ahora, las fotos de nuestros campeones.





Un saludo, muchos kilómetros y buena companía.

sábado, 4 de noviembre de 2017

EL RETORNO ESPERADO, EN UTRERA
















Pues así ha sido, y muy contento. El año pasado, en la primera edición y en la misma fecha, me encontraba fuera de Utrera por trabajo, pero este año no la iba a dejar pasar, aunque me apuntara casi a última hora, sin ni siquiera tiempo para que me personalizaran mi dorsal. Esperé a estar seguro de que podía correr, de que acabaría bien, aunque más lento de lo que venía corriendo estos últimos años. Pero saber que participaría mi admirado Juan Pedro Torralba, el mejor médico oftalmólogo que conozco, y amigo y gran persona,  que podíamos ir al mismo ritmo, que venía desde Jerez a correr también a su pueblo, me animó y nos animamos a correr juntos. 

La organización muy bien. La empresa Top Runner son unos profesionales. La implicación del Club Utrerano de Atletismo, la participación de mi amigo y speaker Juan Garrido, y la presencia del Ayuntamiento de Utrera, es una buena mezcla de garantía de éxito, aunque este año ha sido menor la participación. Pero hay que reconocer que a pesar de los adoquines del centro, la necesidad de "ratonear" por el centro, del último e  inesperado rodeo para completar la distancia a meta, y de la calor que hizo con la hora de más del cambio, la valoración es y debe ser muy satisfactoria.

Correr en casa, recorrer el centro histórico con sus monumentos, saludar y que te saluden tantas personas conocidas y queridas (increíbles y admirables los voluntarios y voluntarias),  pasar por delante de tu casa en el kilómetro 17 y que no te entren ganas de pararte y no seguir corriendo, es la mejor prueba de que he disfrutado muchísimo; eso sí, demasiado tiempo invertido, casi dos horas. Pensar que llegué a correr una media maratón en una hora y media... En fin, otros tiempos, y mucho más joven y entrenado.

Bueno, pues hasta aquí la crónica. Ahora algunas fotos para el recuerdo

.
Salida el Paseo de Consolación, frente al Pabellón
Pepe Álvarez
Con el Veterano Montero y mi amigo Juan Pedro
Pasando por delante de la Parroquia de San José

Por mi Barrio de Santa María animado por Rosalía

No está tan mal...




¡Salud y kilómetros!




sábado, 7 de octubre de 2017

VOLVIENDO A LAS ANDADAS











Hola amigos, y amigas:

Dirán Vds. que estoy muy perdido, y es verdad. Ya les digo yo que no es por falta de ganas, pero lo cierto y verdad es que para hacer deporte, y para escribir, hace falta tiempo, y mi tiempo a causa de mi trabajo actual, por cuenta propia, y otras actividades que me ocupan, es el que es, es decir, muy limitado. Aún así, necesito por salud, física y mental, tanto hacer deporte como escribir, además de leer, y de todo lo demás, vivir principalmente.

Bueno, pues dicho lo anterior a modo de disculpa por mi larga ausencia, casi un año, intentaré (porque no me puedo comprometer) escribir cosas y comentar lo que vamos haciendo, como una forma de poner objetivos y alcanzarlos, por encima de mis posibilidades por no tan lejanos como para que me desmotive, y así vamos a retornando y volviendo a las andadas, y sobre todo, a las carreras: al menos un post mensual.

Y para iniciar la nueva temporada, pondré un enlace al blog que complementa a este otro,  uno más cultural y este más deportivo, aunque la verdad, se nota que están conectados, porque detrás estoy yo mismo, que defiendo que la cultura y el deporte deben ir de la mano. Volveré sobre este asunto en otra ocasión, porque de momento ahí va el enlace anunciado que adelanto tiene como temática "El Camino de Santiago".


¡Salud y kilómetros!

sábado, 26 de noviembre de 2016

I MEDIA MARATÓN DE LA SIERRA NORTE DE SEVILLA, ENTRE CAZALLA Y CONSTANTINA






Cazalla de la Sierra-Constantina (Sevilla), domingo 6 de Noviembre de 2016.

El mismo día que se celebraba la multitudinaria Maratón de Nueva York, el 6 de noviembre de 2016, allá que me fui yo solo conmigo mismo desde Utrera a un sitio un poco más cercano, a la Sierra Norte de Sevilla, donde se inauguraba una nueva Media Maratón, entre Cazalla de la Sierra y Constantina. En mi Media Maratón Nº 45 desde que hiciera mi primera en 1995, fui uno de los 147 atletas que tuvimos la suerte de correr, disfrutar y sufrir un poco (subiendo la mayor parte), donde los dos Ayuntamientos organizadores y un gran grupo de voluntarios y voluntarias se cuidaron de que todo salidera perfecto y nos cuidaron en todo momento. Así que muchas gracias, de verdad de la buena.

Salida desde el Paseo del Moro en Cazalla de la Sierra.

Gracias a estos dos amigos de Constantina dosifiqué para llegar
bien, andando en las últimas subidas,
y bajando el crono  por debajo de las  2 horas.
La naranja en el último avituallamiento nos dio vida,
quizás sería bueno hubiera antes también, pues hizo falta.

No faltó un detalle, servicio de fisioterapia, duchas, autobuses,
organización de sobresaliente.

Lo mejor, el almuerzo con una espectacular caldereta de carne
 y una  estupenda compañía, con Antonio y David.

Y también con Daniel y María, pareja que hicieron juntos
la primera Media de ella ¡Felicidades Campeona!





Bueno, pues ya va acabando el año 2016, y la mejor señal como valoración (crítica y constructiva) de este año es ir pensando ya en nuevos retos, actuar con más continuidad como juez de atletismo, hacer alguna Popular San Silvestre, consolidarnos en los Trails, Senderismo y Montaña, y por qué no, un par Medias y una nueva Maratón para 2017. Ya veremos, pero ahí queda...

¡Salud y Kilómetros! 

domingo, 23 de octubre de 2016

I TRAIL EL PEDROSO



El Pedroso (Sevilla), domingo 16 Octubre de 2016.


¡Que nos gustan las primeras ediciones! Hay un ambiente distinto, mucha ilusión, mucho trabajo, muchas dudas, ganas de que todo salga bien, de mejorar nada más empezar. Pero los amigos del Club Deportivo La Nava La Higuera de El Pedroso, pueden estar más que contentos, porque contentos y con muchas ganas de volver hemos quedado los afortunados y afortunadas que hemos tenido la suerte de participar en el I Trail de El Pedroso. Desde aquí nuestra más sincera felicitación por un día perfecto, climatológicamente hablando y por la perfecta organización.

La carrera en sí, se podía dividir en dos partes: la primera, más bonita y más dura subiendo, con tramos andando y poco a poco (yo seguía a Rosalía a cierta distancia haciendo lo que ella hacía, pues domina a la perfección la técnica), y la segunda, más pista, con algunas bajadas, llaneando más, pero con más calor, donde ya marcaba el ritmo yo, para acabar casi a la par. Medio minuto escaso llegué antes, para evitar "la guasa" de "¿otra vez te ha ganado no?" y cosas parecidas de mis queridos amigos. La verdad es que nos repartimos bien las tareas y nos ayudamos mutuamente, como tiene que ser, y es.

Perfil de la prueba, algo menos de una media maratón.
En la salida, en la Plaza de España
El Pedroso.
Nuestros acompañantes casi todo el recorrido.
Preciosos paisajes.

Familia de Voluntarios, de 10.
No faltaba un detalle.

Foto de familia de la Participación.
Perfecta hidratación.
Con la vencedora Olga Pérez;
Rosalía quedó 4ª, medalla de chocolate que tanto le gusta.
Tiempo 2:06:06.
Conociendo y haciendo amigos,
con Antonio y David.

Bueno, y poco más, que no es poco. Mi próximo reto será la I Media de la Sierra Norte de Sevilla, entre Cazalla de la Sierra y Constantina, el día 6 de Noviembre. A mi Campeona le daré descanso, que la tengo que cuidar. Cada vez nos gustan más estas carreras de montaña, que alternan andar con correr, en plena naturaleza, y son más llevaderas que el duro asfalto. Por eso, porque lo importante es seguir corriendo, y como siempre decimos,

¡Salud, kilómetros y buena compañía!